Elasticidad de la Nube

¿Por qué es necesario contar con una Nube Elástica?

La elasticidad de la nube es una propiedad de nuestra arquitectura que nos sirve para ampliar o reducir el espacio en los procesadores y discos duros, esto incluye hardware, software, conectividad, entre otros. Se trata de una función automatizada que modifica el tamaño de la capacidad de almacenamiento o memoria RAM en cuanto lo necesitemos y, una vez que ya no sea conveniente, esta capacidad se reduce a su tamaño original; lo cual convierte a la elasticidad en una pieza clave para el desarrollo de tu negocio. Te explicaremos por qué.


Imagina que la plataforma de tu compañía no tuviera elasticidad, cada vez que necesitaras ampliar la capacidad de tu procesador, te verías forzado a pagar por el uso de un espacio, lo cual es completamente normal, el problema vendría cuando ya no requieras el espacio y continúes pagando por él.  La propiedad de informática elástica, por otra parte, te permite ampliar la capacidad únicamente cuando es requerido y una vez que dejes de ocupar ese espacio,  hará que el procesador reduzca su tamaño, evitando que pagues por espacio que realmente no necesitas.


Esta función es particularmente útil para aquellos negocios que tienen variedad de demandas y que necesitan incrementar su capacidad en momentos de alto tráfico, sin que esto represente el uso permanente de esta ampliación.


En este sentido, la capacidad de aumentar o reducir espacio según las necesidades de tu infraestructura se traduce en un menor gasto y un servicio más cómodo para ti y tu equipo, puesto que no es necesario que alguien esté al pendiente de sus características. Recordemos también que los discos duros tienden a fallar por diversos motivos, es por ello que confiar al 100% en su funcionamiento puede resultar una mala decisión.


Con la elasticidad de la nube no necesitas realizar ninguna operación para asegurar su correcto funcionamiento, lo cual incrementa el tiempo de calidad en tu negocio y te brinda disponibilidad continua, evitando cualquier tipo de interrupción en el servicio.


Si bien es cierto que esta propiedad te permite un control limitado sobre la misma, es necesario valorar todas las ventajas tanto de seguridad como de reducción de gastos que ofrece este servicio, ya que estarás pagando únicamente por los recursos que utilizas, lo que es una ventaja competitiva, puesto que optimizas tu inversión al máximo. Otra de las ventajas más interesantes que presenta la informática elástica es que, al contratar un servicio de Cloud Computing, ya tenemos esta propiedad en nuestros servidores.


Tengamos en cuenta que resulta fundamental el uso de la nube elástica para para asegurarte de que no estarás ausente por sobrecarga de de datos, evitarás las pérdidas y no tendrás que estar al pendiente de tu disco duro, debido a que los sistemas Cloud se encargan de desconectar el disco duro del servidor y replicar su contenido para tener un respaldo en caso de cualquier falla. Todos estos beneficios se verán reflejados en el crecimiento de tu negocio, ya sea en la inversión o bien en el manejo de información efectivo ante cualquier contratiempo de tu disco duro.


Contar con elasticidad de la nube en tu infraestructura de negocios, entonces, representa una solución para que evites gastar tu presupuesto en capacidad adicional, al mismo tiempo que maximizas la utilización de tus recursos aún en los momentos más álgidos del negocio.


Sabemos que los datos y el óptimo funcionamiento de tu empresa son invaluables, es por ello que te sugerimos incorporar esta propiedad en tu plataforma. Conoce nuestros servicios y asegura tener espacio ilimitado cuando tu negocio lo requiera.


Equipo On Cloud